La melamina es un compuesto orgánico que se combina con formaldehido para formar un polímero ultra resistente con diferentes usos, como la estructuración de acabados. Este polímero se le conoce como resina de melamina. Los muebles fabricados con este material son mucho más baratos, y dependiendo el diseño y tamaño de la pieza, los muebles de melamina tienen bastantes ventajas sobre los muebles creados con madera.

Los muebles de melamina son altamente resistentes, ya que es un material polimerizado, es decir no tiene poros. Por esta razón es resistente a la acción del agua y del vapor. Además, resulta con daños menores a la acción de la luz del sol, altas temperaturas, al moho, a las hormigas, a los parásitos, etc. Existen laminados de alta presión diseñados para muebles con superficies de alto tráfico, como mobiliarios comerciales, barras, etc. Estos con frecuencia son resistentes al calor de un cigarro encendido, agua hirviendo, etc.

Otra de las ventajas que tiene la melamina es que es un material fácil de limpiar. Es resistente a las manchas y a diferentes líquidos agresivos a la madera natural, como disolventes, ácidos o productos de limpieza. Lo mejor es limpiarla con silicona líquida o limpiadores de madera.   

¿Quieres saber más acerca de la melamina y sus aplicaciones?

Envíanos un correo electrónico info@placacentroferandy.com